A Patient Navigator is a buddy for you

Marissa Proctor is a Patient Navigator for University Health System’s Breast Health Program. She knows mammograms are important to stay healthy. She uses this information to help guide women to get their mammogram.

Women should start getting mammograms once they turn 40, then once a year, something Proctor learned from her family. She explains, “A mammogram is a check to see that your breast tissue is healthy. So they [doctors] do that by performing an X-ray.” It is best to find changes early so they can be treated. Mammograms help find those changes.

Patient Navigators help women get to the doctor for their screening appointments. They answer questions, schedule appointments and stay with patients each step of the way. “We will be with them from the beginning to the end. So we kind of act as a buddy,” said Proctor.

Proctor urges women to get their mammograms, “I would say don’t think about it, just do it.” She also says, “It’s definitely a pleasure to be able to provide some type of assistance to those women, to help be a supporter for them.”

For more information about breast health screenings call Claudia at (210) 358-3242.

Talk to a Patient Navigator. Find out how they can help you.

If you are interested in being featured in our newsletter, contact Tanya Khalfan at 210-358-3247.

Una coordinadora de pacientes es una compañera para usted

Marissa Proctor es coordinadora de pacientes del Programa sobre la salud de los senos del University Health System. Ella sabe que las mamografías son
importantes para mantenerse saludable y utiliza esta información para ayudar a orientar a las mujeres a que se hagan una mamografía.

Las mujeres deberían comenzar a hacerse mamografías a partir de los 40 años de edad y, luego, una vez al año. Proctor aprendió esto de su propia familia.
Tal como explica, “una mamografía es una prueba para comprobar que el tejido mamario esté sano. Entonces, ellos [los médicos] hacen esto al llevar a cabo una radiografía”. Es mejor encontrar los cambios en etapa temprana para que puedan ser tratados. Las mamografías ayudan a encontrar esos cambios.

Las coordinadoras de pacientes ayudan a que las mujeres vayan con el médico para sus citas de evaluación. Además, contestan sus preguntas, programan las citas y las acompañan en cada paso del proceso. “Estaremos con ellas desde el principio hasta el final. Somos una especie de compañera para ellas”, dijo Proctor.

Proctor les insiste a las mujeres que se hagan sus mamografías; “les diría que no lo piensen, simplemente háganlo”. Además expresa: “Sin duda, es un placer poder brindarles algún tipo de ayuda a estas mujeres, que sientan que somos un apoyo para ellas”.

Para obtener más información sobre las evaluaciones para la salud del seno, llame a Claudia al 210-358-3242.

Hable con una coordinadora de pacientes. Descubra cómo pueden ayudarle.

Si está interesada en que presentemos su historia en nuestro boletín informativo, comuníquese con Tanya Khalfan al 210-358-3247.

Prevention Matters