The 15 year wait

Phyllis Freeborn, age 55, did not get a mammogram for years. She got her first breast exam this year. Now, she knows getting regular breast exams is important.
Freeborn learned she needed a mammogram from her doctor. Her doctor told her she should begin getting breast exams at the age of 40 and yearly after that. Even her daughters asked her to get a breast exam but Freeborn put off getting her mammogram for 15 years. She was afraid to get her breast exam because people told her it hurt.

Yearly mammograms detect changes in the breasts that may not be felt. After her first mammogram, she walked out smiling. Freeborn said it was uncomfortable but “didn’t hurt as much as I thought it would.” Getting yearly breast exams is, “Not as scary as what might happen if you don’t get one.” Early detection is the key in fighting breast cancer. Now, Freeborn plans to get yearly mammograms, “After this it will probably be yearly.” She understands breast exams are an important part of your health. Freeborn says, “Early detection is the key. Don’t wait as long as I did.”

For more information about breast health screenings call Claudia at 210-358-3242.

Do not wait to schedule your mammogram.

If you are interested in being featured in our newsletter, contact Tanya Khalfan at 210-358-3247.

La espera de 15 años

Por años, Phyllis Freeborn, de 55 años de edad, nunca se hizo una mamografía. Este año, sin embargo, ella fue a que le hicieran su primer examen de los senos. Ahora, sabe que hacerse exámenes regulares de los senos es algo importante. Freeborn se enteró de que necesitaba una mamografía a través de su médico, ya que él le dijo que debía comenzar a hacerse exámenes de los senos a los 40 años de edad y cada año de ahí en adelante. Hasta sus hijas le pedían que fuera a hacerse un examen;sin embargo, Freeborn siguió por 15 años sin hacerse una mamografía, ya que tenía miedo porque la gente le había dicho que era dolorosa.
Las mamografías anuales pueden detectar cambios en los senos que es posible que no se sientan. Después de su primera mamografía, ella salió sonriendo de la clínica. Freeborn dijo que la mamografía había sido incómoda, pero “no me dolió tanto como pensé que me iba a doler”. Hacerse exámenes anuales
de los senos “no es tan terrible como lo que podría pasar si no te los haces”. La detección temprana es la clave para combatir el cáncer de seno.
Ahora, Freeborn planea hacerse mamografías todos los años. Entiende que los exámenes de los senos son una parte importante de su salud. Freeborn dice: “Después de esto, probablemente lo haré cada año. La detección temprana es la clave. No esperen tanto como lo hice yo”.

Para obtener más información sobre las evaluaciones para la salud del seno, llame a Claudia al 210-358-3242.

No espere más para programar su mamografía.

Si está interesada en que presentemos su historia en nuestro boletín informativo, comuníquese con Tanya Khalfan al 210-358-3247.

Prevention Matters